"Teatro Comparado, disciplina de la teatrología"

© Jorge Dubatti
Universidad de Buenos Aires

 

.......Llamamos Teatro Comparado (TC) a una disciplina de la investigación sobre el hecho teatral que se apropia, para el análisis de los problemas específicos de su campo, de la teoría y la metodología de la Literatura Comparada (LC).

.......La LC -según la definición pautada por la Asociación Internacional de Literatura Comparada (AILC)-  es el estudio de la historia literaria, de la teoría literaria y de la explicación de textos desde un punto de vista internacional o supranacional [1] . Es decir que son competencia de la LC los fenómenos de producción, circulación y recepción que exceden y/o interrelacionan los marcos de las literaturas nacionales; las relaciones entre literatura nacional y todo lo referente a "lo extranjero"; el campo en el que la literatura se vincula con las otras artes (sub-área de la Estética Comparada).

Insuficiencia del concepto de literatura/teatro nacional

.......Tal como explican René Wellek y Austin Warren en su Teoría Literaria (1979, pp.57-65), generalmente el estudio de la literatura se concreta desde una perspectiva "nacional" (literatura argentina, uruguaya, colombiana, francesa, etc.) a partir de categorías geográfico-políticas (los límites y patrimonios de cada nación) o lingüísticas. Este criterio es frecuente en los programas universitarios especializados en letras en la Argentina [2] . Pero la práctica demuestra que es "evidente la falsedad de la idea de una literatura nacional conclusa en sí misma", como afirman Wellek y Warren (p. 61).

.......Las limitaciones del concepto de "literatura nacional" son manifiestas. Examinemos seis aspectos de esta problemática en relación con la literatura argentina:

a) ¿Cómo estudiar dentro de la literatura nacional los períodos de producción literaria previos a la constitución de las nacionalidades? Un ejemplo de este problema es el del estudio de las letras coloniales: ¿literatura argentina, literatura española o un 'tercer' campo? (Pagés Larraya 1988).

b) ¿Cómo analizar en el contexto de la literatura nacional la producción literaria en las llamadas 'lenguas extranjeras'? El problema se despliega en tres direcciones fundamentales: la producción de autores nacionales, en el país, que escriben en lenguas extranjeras (los poemas de Borges en inglés, los de Delfina Bunge de Gálvez en francés, los primeros cuentos en rumano de Alina Diaconú); los escritos de exiliados en nuestro país, radicados finalmente en él, pero que escriben en su lengua de origen, por ejemplo, Juan Luzian (Dornheim 1986-1987a) [3] ; la producción de autores nacionales radicados en el exterior y que escriben en lenguas extranjeras (Juan Ramón Wilcock, Raúl Damonte Botana "Copi", Héctor Bianciotti, Silvia Baron Supervielle...) [4] .

c) ¿Cómo determinar, desde un punto de vista nacional, el problema de las literaturas de frontera que abarcan regiones compartidas con otras naciones: región andina, rioplatense, guaranítica? (Palermo, 1991). Por ejemplo: ¿es Florencio Sánchez uruguayo o argentino, hasta qué punto es campo exclusivo o compartido de dos literaturas nacionales?

d) ¿Dónde ubicar el trabajo -por cierto excelente, y que ha constituido una abundante literatura y una "tradición del oficio"- de los traductores argentinos? La amplia labor concretada al respecto por Enrique Pezzoni, José Bianco y otros intelectuales nucleados por la revista Sur: ¿es competencia de la literatura nacional o de las literaturas originarias de los textos traducidos?

e) ¿Cómo pensar el problema de la literatura judeo-argentina (Sosnowski 1987), que ha generado en nuestro país exponentes tan importantes: Alberto Gerchunoff, Germán Rozenmacher, Mario Szichman, Eduardo Rovner, Manuela Fingueret, entre otros muchos?

f) ¿Cómo definir una identidad de la literatura argentina sin tomar en cuenta su deuda, apropiación e intercambio con las literaturas extranjeras y sin definir aquellos rasgos que comparte con la literatura latinoamericana y, en un macrocontexto, con la literatura occidental? ¿Cómo pensar, entonces, la afirmación de Jorge Luis Borges en el ensayo "El escritor argentino y la tradición": "nuestro patrimonio es el universo" (Borges, 1964, p. 162)?

.......A pesar de su importancia, estos y otros problemas del concepto de "literatura nacional" son soslayados o no son suficientemente discutidos por los especialistas en literatura argentina. Menos aún en el marco de los estudios sobre teatro argentino, cuya institucionalización y crecimiento bibliográfico son relativamente recientes. Juan Villegas (1988) ha señalado, con acierto, que los estudios sobre teatro ocupan en Latinoamérica una posición relegada, "marginal dentro de la marginalidad".

.......Wellek y Warren ponen en evidencia los límites del concepto de "literatura nacional" con ejemplos que ilustran la estrecha unidad de las literaturas europeas y de algunas de ellas con la norteamericana: "Los problemas de nacionalidad se complican extraordinariamente si hemos de decidir que literaturas en una misma lengua son literaturas nacionales distintas, como sin duda lo son la norteamericana y la irlandesa moderna. Cuestiones como las de por qué Goldsmith, Sterne y Sheridan no pertenecen a la literatura irlandesa, mientras que Yeats y Joyce sí, requieren respuesta. ¿Existen literaturas independientes belga, suiza y austríaca? Tampoco es muy fácil determinar el punto en que la literatura escrita en Norteamérica dejó de ser 'inglesa colonial' para convertirse en literatura nacional independiente. ¿Se debe al simple hecho de la independencia política? ¿Es la conciencia nacional de los propios autores? ¿Es el empleo de asuntos nacionales y de color local"? ¿O es la aparición de un neto estilo literario nacional?" (1979, p. 65).

.......Si bien pueden establecerse peculiaridades nacionales, la literatura posee mapas específicos, que se diferencian de los trazados de los mapas políticos -los que definen fronteras nacionales-. Ello no implica -observa acertadamente Armand Nivelle (1984, p. 196)- la toma de una posición contraria al estudio de las diversas literaturas nacionales, ya que sin los resultados de la investigación de las filologías nacionales la comparatística no estaría en condiciones de trabajar. Como señala María Rosa Lida en las líneas iniciales de su brillante "El fanfarrón en el teatro del Renacimiento", existe una necesaria complementariedad, una mutua iluminación, entre la LC y las literaturas nacionales [5] , que implica una 'ética' del investigador, aspecto en el que también insiste Raúl Antelo (1997). La Comparatística busca determinar los puntos en común pero también ahondar en las diferencias específicas de cada literatura nacional (Haroldo de Campos, 1997).

Supranacionalidad e internacionalidad

.......Tal como afirma Claudio Guillén en su Entre lo uno y lo diverso, "lo que infunde vida y carácter propios a la LC es un conjunto de problemas con los que solamente ella puede y quiere encararse" (1985, p. 32). Se trata de cuestiones que no pueden ser respondidas desde la competencia estricta de las filologías nacionales. Dichas cuestiones pueden pertenecer al orden supranacional o al internacional. 

.......La Comparatística estudia la literatura desde un punto de vista supranacional cuando focaliza problemas que trascienden o exceden el concepto de lo nacional. Incluye de esa manera los aspectos originariamente abarcados en el campo de la "literatura general" (término que, finalmente, ha sido desplazado por el de LC; véase al respecto Wellek y Warren 1979, p. 61).

.......En cambio, la LC asume un punto de vista internacional cuando estudia las relaciones e intercambios entre dos o más literaturas nacionales.

.......Son problemas supranacionales aquéllos en los que intervienen categorías o fenómenos literarios a los que no puede atribuirse una identidad nacional porque:

a) son patrimonio universal de toda la humanidad y/o

b) son genéticamente independientes, o

c) son patrimonio de un conjunto determinado y acotable de varias naciones.

.......En cuanto al primer grupo (a), piénsese en una poética ahistórica como la tragedia o la comedia, en procedimientos de la poesía como la rima o el paralelismo, en un vasto movimiento cultural como el romanticismo, en las características que permiten confrontar Este/Oeste, Oriente/Occidente (Guillén 1985, pp. 13 y 29-30; Racionero, 1993).

.......En cuanto al segundo grupo (b), corresponde al denominado por Schmeling (1984b: 26) cuarto tipo de comparación: el punto de vista ahistórico, no causal (por ejemplo, cómo en contextos diferentes pero ante situaciones históricas semejantes, el teatro de los pueblos que padecen dictaduras elabora mecanismos estéticos semejantes; cfr. el teatro español durante el franquismo y el teatro argentino durante el aberrante y sangriento 'Proceso de Reorganización Nacional' iniciado en 1976). 

.......En cuanto al tercer grupo (c), se trata de aspectos más acotados geográfica o históricamente como los de la teoría de las regiones o áreas según la terminología de Zulma Palermo (1991), Angel Rama (1985) o Ana Pizarro (1985) -el área rioplatense, que abarca dos países; el área guaranítica, que abarca tres; el área andina, que recorre toda América del Sur- o de los "continentes" -la supuesta unidad cultural de América Latina, de Africa, de Europa, etc.-. También entraría en este grupo el concepto de Romania al que se refiere Pedro Henríquez Ureña [6] .

.......Son problemas internacionales aquellos cuyo punto de arranque lo constituyen las literaturas nacionales y su dinámica de interrelación o intercambio. Siempre se trata de procesos históricos, causales o genéticos (X es causa de Y, X genera a Y, según la fórmula de Pichois-Rousseau 1969, pp. 96-101) en los que las literaturas nacionales se hacen mutuos préstamos y tránsitos, no siempre recíprocos y en los que se puede distinguir qué elementos de una literatura nacional entablan relación con otra literatura nacional. Algunos ejemplos: la circulación y recepción de James Joyce en España, el intertexto de Franz Kafka en los cuentos de Borges, la construcción de imagen de Estados Unidos en los Viajes de Sarmiento, etc.     

Teatro Comparado

.......Trasladamos el conjunto de perspectivas que abre la LC a la teatrología y llamamos TC a una disciplina que estudia los fenómenos teatrales y la teoría teatral desde un punto de vista internacional o supranacional.

.......¿Qué es lo que distingue al TC de la LC? La naturaleza específica del fenómeno teatral. Patrice Pavis lo afirma nítidamente al estudiar un aspecto del TC : cómo funciona la compleja operación de la traducción en el teatro: "Aun cuando los problemas de la traducción, en particular la literaria, han logrado cierto reconocimiento, no se puede decir lo mismo de la traducción para el teatro, y específicamente para la escena, cuando se piensa, además, en la puesta en escena. La situación de enunciación que es específica del teatro, apenas si se ha tomado en consideración; nos referimos, claro está, a la situación de enunciación de un texto que presenta algún actor en un lugar y momento específicos, a un auditorio que recibe tanto el texto como la puesta en escena" (Pavis, 1991, pp. 39). La singularidad de lo teatral se manifiesta en la tríada de acontecimientos convivial-aurático, poético-lingüístico y expectatorial (Dubatti, 2002, Cap. II).

.......Por lo tanto la peculiaridad del TC radicará en la adaptación de la teoría y la práctica de la LC a la especificidad del lenguaje teatral (diferente en muchos aspectos del lenguaje literario). De esta manera el TC descubre un repertorio de problemas particulares que, dentro del área de la Comparatística, no pertenecen a la esfera de interrogantes de la LC.

.......La traspolación de los problemas de la LC a los estudios teatrales, así como los aspectos específicos del teatro en relación a la internacionalidad/supranacionalidad, abren un vasto campo de estudio. Proponemos a continuación una breve caracterización de algunas de las áreas principales del comparatismo teatral:

I.                    Poética comparada: considera el estudio de las poéticas teatrales (dramatúrgicas, directoriales, escenográficas, actorales, etc.) como fenómenos de internacionalidad y/o supranacionalidad (Dubatti, 2002, cap. III). Entre los casos de internacionalidad se incluyen el tránsito y apropiación de poéticas de una cultura fuente a otra destino; en el campo de la supranacionalidad, el diseño de archipoéticas y la indagación genológica (estudio de los géneros, que en nuestro caso consideramos un tipo de configuración archipoética). La poética comparada implica también el estudio de las relaciones morfológicas de internacionalidad, a partir del análisis de procedimientos morfológicos de las poéticas (por ejemplo, el funcionamiento de la redundancia pedagógica en el realismo de Henrik Ibsen y en el de Florencio Sánchez). En tanto estudia también las poéticas en génesis o en proceso, se relaciona con los...

II.                 Estudios comparados de producción, gestión e institucionalización teatral: área que considera el teatro como proceso de trabajo y como configuración de una forma de asociación de los teatristas (compañía, cooperativas, elencos oficiales, concursos, castings, organización y funcionamiento institucional dentro del campo teatral, diseño de políticas teatrales, legislación, festivales, congresos, etc.) en sus manifestaciones internacionales y supranacionales.  Se abrirá un nuevo capítulo en la historiografía teatral argentina cuando se consideren los condicionamientos laborales, económicos, institucionales y de asociación como elementos modalizadores y determinantes de las poéticas.

III.               Estudios comparados de los espacios y arquitectura teatrales: área que se dedica al análisis de los espacios abiertos y cerrados, salas tradicionales y no convencionales, como manifestaciones de internacionalidad y supranacionalidad.

IV.              Tematología: área que estudia el campo objetivo de las representaciones textuales como inscripciones morfo-temáticas, a partir del análisis de la transmisión y reelaboración de unidades tematológicas (motivos, alusiones, símbolos, tipos, etc.) de un contexto a otro (por ejemplo, el imaginario griego clásico en la obra del argentino Sergio De Cecco) o de la identificación de invariantes y variantes supranacionales (Dubatti, 2002, cap. V).

V.                 Imagología: subárea de la tematología, la imagología estudia la representación de "lo extranjero" en contextos culturales locales-nacionales (por ejemplo, la figura del inmigrante en el teatro argentino). Véase Pageaux, 1994.

VI.              Historiología:  área de diseño de configuraciones historiográficas para el estudio de los procesos históricos de internacionalidad y supranacionalidad. Incluye las nociones de periodización, polisistema, unidades extensas supranacionales (Dubatti, 2002, cap. X), movimiento, escuela, relaciones entre la serie social y la serie estética, entre la serie teatral y la serie política, análisis de las variables históricas en los intercambios internacionales y sus condicionamientos, interhistoricidad, etc. Véase Guillén, 1985 (capítulo XVI)  y 1989.

VII.            Cartografía: campo de elaboración de mapas teatrales a partir de una teoría geográfica de los fenómenos teatrales (áreas, regiones, naciones, continentes, frontera internacional, frontera interior, globalización y localización, centros y periferias teatrales, capitales y satélites, circuitos y localización de salas, etc.).  Se relaciona con los...

VIII.         Estudios de tránsito y circulación: engloba el área de las relaciones entre teatro y viaje (desplazamientos geográficos) e incluye problemas y casos de gran diversidad, entre ellos, flujo de compañías visitantes, establecimiento por largas temporadas de teatristas de un contexto en otro, el teatro en la literatura de viajes, teatro y exilio, configuración de una biblioteca de ediciones teatrales a través de ediciones extranjeras y locales, labor de librerías especializadas; configuración de un repertorio de teatro extranjero en contextos locales, labor de intermediarios diversos que operan como puentes culturales entre los diferentes centros teatrales, etc.

IX.              Estudios sobre traducción y adaptación teatral. Véase al respecto Dubatti 1999 (capítulo V, pp. 65-77) y  2002 (cap. VIII).

X.                 Estética comparada (según la acertada definición de Etienne Souriau, 1986, pp. 15-23) o el teatro en la interrelación de las artes: teatro/literatura, teatro/cine, teatro/música, teatro/pintura, teatro/arquitectura y viceversa (por ejemplo, la noción de "teatro total" y el caso de la ópera).  Se vincula, como área específica, con los...

XI.              Estudios comparados de teatro y medios de comunicación: el teatro, su interrelación e incompatibilidades con diversos soportes mediáticos (radio, televisión, internet).

XII.            Estudios de recepción:  área de análisis de las recepciones pasiva, reproductiva y productiva (Link) en sus diversas manifestaciones internacionales y supranacionales (público, crítica, difusión periodística, ensayismo especializado, etc.).

XIII.         Estudios de notación y edición teatral: área de análisis comparado de las concepciones respecto de la notación y publicación del teatro, formación de catálogos.

XIV.         Estudios de escenotecnia: área del análisis comparado de los aspectos técnicos del funcionamiento teatral, tanto en los cambios históricos como en los desarrollos internacionales y las invariantes supranacionales.

XV.            Estudios comparados de pedagogía teatral: área de análisis de los métodos de enseñanza teatral, desde el punto de vista de su constitución, circulación y recepción en diferentes contextos y en sus invariantes supranacionales.  

.......¿Posee el TC una teoría y una metodología propias? Al respecto discrepamos con Erwin Koppen (1990). El autor de Thomas Mann y Don Quijote se pregunta:  "¿Hay una teoría literaria especial de la comparatística  o no?'. Y concluye: 'Sobre la base de nuestros resultados actuales, la respuesta sólo puede ser negativa" (p. 82). "No hay, desde luego, una teoría literaria pura desde el punto de vista comparatístico, pero sí una metodología comparatística específica" (p. 88). Desde nuestro punto de vista, Koppen se equivoca. Tanto la LC como el TC poseen un campo específico de teorización en tanto plantean un conjunto de problemas particulares. La necesidad de definir en forma abstracta y científica los conceptos de supranacionalidad e internacionalidad ya lo demuestra. Por el contrario, ni la LC ni el TC tienen una metodología propia: sucede que para la elucidación de sus problemas recurren a los mismos mecanismos de análisis utilizados para el estudio de las literaturas o los teatros nacionales. Cuando Koppen sostiene que los procedimientos analíticos de la traducción son específicos de la metodología comparatística (1990, p. 86), no acierta. Es fácil descubrir que en la esfera de los estudios de las literaturas nacionales la traducción es también un problema frecuente: pensamos, por ejemplo, en la inserción de la literatura catalana dentro de la española o en los textos en lenguas indígenas (quechua, guaraní, etc.) en la literatura argentina (Maidana 1989). Un lector de Misiones no necesitará, seguramente, traducir los términos en lenguas indígenas, sin embargo, éstos resultarán absolutamente extraños para un lector de Buenos Aires. Sobre los métodos eclécticos para el TC, remitimos a la bibliografía sobre teoría, estética y análisis teatral que incluimos al final de este trabajo.                            

.......Tal como señalamos anteriormente, la complementariedad de la comparatística y las literaturas nacionales nos permite otorgar al TC una inflexión "ancilar" al servicio del mejor conocimiento del teatro argentino. Leer el teatro argentino como un grupo local del teatro universal o, por el contrario, llegar a definir el teatro universal como ``totalidad'' con segmentaciones limitativas -continente, nación, región, etc.-, son propuestas que ofrecerían la posibilidad de identificar cada vez con mayor nitidez la "diferencia", la "peculiaridad" de nuestra escena.

.......Por otra parte, consideramos la necesidad de estudiar el teatro argentino en un contexto internacional porque es en sí mismo el mejor ejemplo de un producto artístico local surgido de interrelaciones interculturales. Aunque no puede ratificarse la afirmación de Lucio V. Mansilla "Europa nos da la norma en todo" (Mansilla, 1986, p. 255), unos pocos ejemplos confirman el estrecho entramado de vínculos entre el teatro argentino y el europeo: la relación entre el sainete criollo y la inmigración española e italiana; Florencio Sánchez y el teatro europeo de comienzos del siglo XX; las deudas de Roberto Arlt con el teatro de Luigi Pirandello y Henri Lenormand; la apropiación de la poética absurdista en el teatro de Griselda Gambaro, entre muchos.

.......¿Cuáles son los límites del TC? ¿Qué campo concreto abarca? Coincidimos con Manfred Schmeling cuando sostiene que ``una comparatística no reduccionista, conciente del método, científica e institucionamente capaz de cooperación, no puede refugiarse en una definición más o menos abierta y global de la materia, sino que siempre debe elaborar modelos científicos de los que surjan sus tareas y formas de función'' (1984, p. l3). Es vastísimo el campo de trabajo futuro para el TC.


Bibliografía [7]

-AAVV., 1997, Literaturas comparadas, número especial de la revista Filología (UBA), a. XXX, n. 1-2. Volumen a cargo de Daniel Link.

-Antelo, Raúl, 1997, 'Literatura comparada y ética', en AAVV. 1997, pp. 15-22.

-Bassnett, Susan, 1993, Comparative Literature. A Critical Introduction, Cambridge/Oxford, Blackwell Publishers.

-Beller, Manfred, 1984,  'Tematología', en M. Schmeling, comp., Teoría y praxis de la Literatura Comparada, Barcelona, Editorial Alfa, pp. 101-133.

-Block de Behar, Lisa, coord., Términos de comparación. Los estudios literarios entre historias y teorías, Montevideo, Academia Nacional de Letras, Segundo Seminario Latinoamericano de Literatura Comparada.

-Borges, Jorge Luis, 1964, Discusión, Buenos Aires, Emecé.

-Bradford, Lisa, comp., Traducción como cultura, Rosario, Beatriz Viterbo Editora.

-Brunel, Pierre, e Yves Chevrel, 1994, dirs., Compendio de Literatura Comparada, México, Siglo XXI Editores.

-Campos, Haroldo de, 1997, 'El sentido de la teoría literaria y de la literatura comparada en las culturas denominadas 'periféricas'', en AAVV. 1997, pp. 101-108.

-Carbonell i Cortés, Ovidi, 1997, Traducir al otro: traducción, exotismo, poscolonialismo, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha.

----------, 1999, Traducción y cultura. De la ideología al texto, Salamanca, Ediciones Colegio de España.

-Cerrato, Laura, 1992, Doce vueltas a la literatura, Buenos Aires, Ediciones Botella al Mar.

----------, 1995, "A propósito de génesis textual: algunas notas acerca de Beckett dramaturgo y Beckett director", Inter Litteras (UBA), n. 4, 17-18.

-Chardin, Philippe, 1994, 'Temática comparatista', en  P. Brunel e Y. Chevrel (dirs.), Compendio de Literatura Comparada, México, Siglo XXI Editores, pp. 132-147.

-Dornheim, Nicolás Jorge, 1986-1987a, 'Johan/Juan Luzian. Biografía literaria de un exiliado alemán en la Argentina', Boletín de Literatura Comparada, Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo, n. XI-XII, pp. 81-106.

----------, 1986-1987b, 'Bibliografía ordenada de la literatura del exilio alemán en la Argentina', Boletín de Literatura Comparada, Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo, n. XI-XII, pp. 181-191.

----------, 1992, 'La Littérature Comparée en Argentine. Apercu rétrospectif et situation présente', Revue de Littérature Comparée, Paris, n. 1, pp. 29-43.

----------, 2001, ed., Bibliografía Argentina de Literatura Comparada, Anejo 1 del Boletín de Literatura Comparada, Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo, a. XXVI, Fascículo 1. 

-Dubatti, Jorge, 1990, 'El teatro del absurdo en Latinoamérica', Espacio de Crítica e Investigación Teatral, n. 8 (octubre), pp. 115-123.

----------, 1992, ed., Comparatística. Estudios de literatura y teatro, Buenos Aires, Editorial Biblos.  

----------, 1995, Teatro Comparado. Problemas y conceptos, Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Facultad de Ciencias Sociales, CILC.

----------, 1996, Peregrinaciones de Shakespeare en la Argentina. Testimonios y lecturas de Teatro Comparado, Universidad de Buenos Aires, Oficina de Publicaciones del CBC y Libros del Rojas.

----------, 1998a, comp., Samuel Beckett en la Argentina. Estudios y testimonios de Teatro Comparado, Universidad de Buenos Aires, Eudeba y Libros del Rojas.

----------, 1998b, comp., Poéticas argentinas del siglo XX. Literatura y teatro, Buenos Aires, Editorial de Belgrano.

----------, 1999, El teatro laberinto. Ensayos sobre teatro argentino, Buenos Aires, Atuel.

----------, 2000, comp., Nuevo teatro, nueva crítica, Buenos Aires, Atuel.

----------, 2002, El teatro jeroglífico. Herramientas de poética teatral, Buenos Aires, Editorial Atuel.

----------, 2002a, comp., Estudios críticos sobre Harold Pinter, Buenos Aires, Nueva Generación/CIHTT.

----------, 2003, El convivio teatral. Teoría y práctica de Teatro Comparado, Buenos Aires, Editorial Atuel.

-Franco Carvalhal, Tania, 1996, Literatura comparada, Buenos Aires, Corregidor.

-Galli de Ortega, Gloria, 1999-2000, 'Juan Rodolfo Wilcok. Escritor de dos literaturas', Boletín de Literatura Comparada, Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo, n. XXIV-XXV, pp. 71-92.

-Garnica de Bertona, Claudia, 1998, 'La tematología comparatista: de la teoría a la práctica', AAVV., Actas II Jornadas Nacionales de Literatura Comparada, Universidad Nacional de Cuyo, tomo II, pp. 227-236.

-Gnisci, Armando, comp., 1993, La letteratura del mondo, Roma, Sovera Multimedia.

-Guillén, Claudio, 1985, Entre lo uno y lo diverso. Introducción a la Literatura Comparada, Barcelona, Editorial Crítica.

----------, 1989, Teorías de la historia literaria, Madrid, Espasa-Calpe.

----------, 1998, Múltiples moradas. Ensayo de Literatura Comparada, Barcelona, Tusquets.

-Henríquez Ureña, Pedro, 1981, Obra crítica, México, FCE.

-Koppen, Erwin, 1990, Thomas Mann y Don Quijote. Ensayos de literatura comparada, Barcelona, Gedisa.

-Lafarga, Francisco, y Roberto Dengler, eds., 1995, Teatro y traducción, Barcelona, Universitat Pompeu Fabra.

-Lambert, José, 1991, "En busca de mapas mundiales de las literaturas", en Lisa Block de Behar, pp. 65-78.

-Lida de Malkiel, María Rosa, 1969, 'El fanfarrón en el teatro del Renacimiento', en su Estudios de literatura española y comparada, Buenos Aires, Eudeba, pp. 173-202.

-Link, Hannelore, 1976, Rezeptionsforchung. Eine Einfürung in Methoden und Probleme, Stuttgart, W. Kohlhammer Verlag. 

-Maidana, Elena, 1989, 'Jaulas de papel para voces subalternas', Filología, a. XXIV, n. 1-2, pp. 201-218.

-Mansilla, Lucio V., 1986, Una excursión a los indios ranqueles, Buenos Aires, Biblioteca Ayacucho-Hyspamérica.

-Merino Alvarez, Raquel, 1994, Traducción, tradición y manipulación. Teatro inglés en España 1950-1990, León, Universidad de León y Universidad del País Vasco.

-Miner, Earl, 1990, Comparative Poetics. An Intercultural Essay on Theory of Literature, Princeton, Princeton University Press.  

-Nivelle, Armand, 1984, '¿Para qué sirve la literatura comparada?' en M. Schmeling, 1984, pp. 195-211.

-Pageaux, Daniel-Henri, 1994, 'De la imaginería cultural al imaginario', en P. Brunel e Y. Chevrel, dirs., 1994, pp. 101-131.

-Pagés Larraya, Antonio, 1988, 'El americanismo en las letras coloniales hispanoamericanas', Boletín de la Academia Argentina de Letras, tomo LIII, n. 207-208 (enero-junio), pp. 135-193.

-Palermo, Zulma, 1991, De historia, leyendas y ficciones, Salta, Fundación del Banco del Noroeste.

-Pavis, Patrice, 1991, 'Problemas de la traducción para la escena: interculturalismo y teatro posmoderno', en H. Scolnicov y P. Holland, comps., 1991, pp. 39-62.

----------, 1994, El teatro y su recepción. Semiología, cruce de culturas y posmodernidad, La Habana, Casa de las Américas.

----------, 1998, Diccionario del teatro, dramaturgia, estética, semiología, Barcelona, Paidós.

----------, 2000, El análisis de los espectáculos, teatro, mimo, danza, cine, Barcelona, Paidós.

-Pichois, Claude, y André-M. Rousseau, 1969, La literatura comparada, Madrid, Gredos.

-Pizarro, Ana, 1982, 'Sobre las direcciones actuales del comparatismo en América Latina', Casa de las Américas, La Habana, n. 135, pp. 40-49.

----------, 1985, coord., La literatura latinoamericana como proceso, Buenos Aires, CEAL.

-Racionero, Luis, 1993, Oriente y Occidente, Barcelona, Anagrama, Colección Argumentos.

-Rama, Angel, 1985, Transculturación narrativa en América Latina, México, Siglo XXI.

-Scolnicov, Hanna, y Peter Holland, comps., 1991, La obra de teatro fuera de contexto, México, Siglo XXI Editores.

-Schmeling, Manfred, comp., 1984, Teoría y praxis de la Literatura Comparada, Barcelona, Editorial Alfa.

----------, ed., 1995, Weltliteratur Heute: Konzepte und Perspektiven, Würzburg, Konigshausen & Neumann.

-Sosnowski, Saúl, 1987, La orilla inminente. Escritores judíos argentinos, Buenos Aires, Legasa.

-Souriau, Etienne, 1986, 'Estética comparada y literatura comparada', en su La correspondencia de las artes. Elementos de estética comparada, México, FCE, pp. 15-23.

-Tötösy de Zepetnek, Steven, 1997, 'Mi opinión acerca del estado actual de la literatura comparada', en AAVV., 1997, pp. 59-61.

-Ubersfeld, Anne, 1993, Semiótica teatral, Madrid, Cátedra/Universidad de Murcia.

-Villegas, Juan, 1988, Ideología y discurso crítico sobre el teatro de España y América Latina, Minneapolis, The Prisma Institute.

----------, 1991, Nueva interpretación y análisis del texto dramático, Ottawa, Girol Books Inc.

-Wellek, René, 1959, 'The Crisis of Comparative Literature', en W. Friederich, ed., Comparative Literature: Proceedings of the Second Congress of the ICLA, Chapel Hill, University of North Carolina Press, v. I, pp. 149-160. Reeditado en su Concepts of Criticism, New Haven, Yale University Press, 1963, pp. 282-295.   

-Wellek, René, y Austin Warren, 1979, 'Literatura general, literatura comparada, literatura nacional', en su Teoría literaria, Madrid, Gredos, pp. 57-65.



[1] Tomamos esta definición por parecernos la más clara y la de mayor consenso general. Manfred Schmeling ha señalado lúcidamente ``la variedad y contradicción parcial de las definiciones de esta disciplina elaboradas por los comparatistas desde fines del siglo XIX hasta el presente'' (1984, pp. 5-6). Véase el panorama de opiniones diversas, de grandes especialistas, relativas al material, el concepto de literatura, la metodología y la meta de investigación de la LC que incluye en su trabajo "Literatura general y Comparada. Aspectos de una metodología comparatista" (1984, pp. 6-10). De la misma manera, Tania Franco Carvalhal estructura su libro Literatura Comparada (1996) problematizando una definición de la disciplina y reservando las últimas páginas de su ensayo para elaborar una. Creemos que, superada la etapa de los múltiples cuestionamientos -iniciada en 1959 por René Wellek y con algunas manifestaciones hasta hoy-, la LC demuestra su competencia en la práctica más que en las discusiones teóricas con las que se embiste en realidad contra todo el campo de las humanidades y el estudio literario (Steven Tötösy de Zepetnek, 1997, pp. 59-61).   

[2] Sobre la institucionalización de la LC en nuestro país, véase los trabajos de Nicolás Jorge Dorheim (1992  y 2001).

[3] Consideramos útil, al respecto, la consulta de Nicolás Jorge Dornheim, "Bibliografía ordenada de la literatura del exilio alemán en la Argentina", Boletín de Literatura Comparada (Número Especial dedicado a "La Argentina en la Literatura de exilio"), Mendoza, n. XI-XII, 1986-1987b, pp. 181-191.

[4] Véase, a manera de introducción a esta problemática, la investigación de Gloria Galli de Ortega sobre Wilcock (1999-2000).

[5] "Nada más oportuno en estos tiempos de especialización y nacionalismo que los estudios comparativos pues, superando las fronteras que parcelan artificialmente la literatura, aspiran a abarcarla en su verdadera extensión y complejidad, para llegar así a la visión integral de los hechos, a la vez que, respaldados en esa visión integral, puedenasir el justo alcance de esos hechos dentro de cada campo particular" (1969, p. 173).

[6] "No sólo sería ilusorio el aislamiento -la red de las comunicaciones lo impide-, sino que tenemos derecho a tomar de Europa todo lo que nos plazca: tenemos derecho a todos los beneficios de la cultura occidental. Y en literatura -ciñéndonos a nuestro problema- recordemos que Europa estará presente, cuando menos, en el arrastre histórico del idioma (...) Voy más lejos: no sólo escribimos el idioma de Castilla, sino que pertenecemos a la Romania, la familia románica que constituye todavía una comunidad, una unidad de cultura, descendiente de la que Roma organizó bajo su potestad; pertenecemos -según la repetida frase de Sarmiento- al Imperio Romano"  (1981, p. 250).

[7] Advertencia: Para ampliar la bibliografía especializada en comparatismo literario y teatral, remitimos a nuestro Teatro comparado. Problemas y conceptos (1995), especialmente pp. 77-91.